Aprovecha el tiempo con tu familia

Aprovecha el tiempo con tu familia

El tiempo con la familia no se cuenta con las horas que se comparten, sino con memorias, enseñanzas y tradiciones que se crean. Cuando uno valora la importancia y la influencia que la familia tiene  se aprovechan todas las oportunidades que se tienen.

 

Administra tu tiempo, ahorra los momentos especiales, invierte en detalles diarios y multiplica tus esfuerzos. Aprovecha estos 3 consejitos para reforzar la calidad del tiempo que pasas con tu familia:


  •       Crea momentos inolvidables

 

Nunca se puede saber cuál será ese momento que nos puede marcar para toda la vida; no lo pierdas ni lo esperes, VÍVELO. Después de todo, cada quien percibe la vida a su manera. Como no se sabe cuál es el momento que va a dejar su marca, te recomendamos que te asegures de tener las mayores posibilidades de que las mejores memorias de tu vida sean con tu familia.

  

·      Nutre el alma, alimenta el cuerpo y saborea la sobremesa

 

¿Sabías que las comidas diarias son el secreto de la unión familiar? Todos necesitamos alimentarnos, por lo tanto la comida es la actividad básica. ¿Por qué no hacerla el mejor motivo para incrementar las tradiciones familiares? Es la mesa servida, donde se comparten los secretos y los gustos de la familia, y donde se crean las mejores oportunidades para aprender de cada uno, compartir, y donde nacen los recuerdos más sabrosos.

 

 

  • Limita la tecnología, conéctate en persona, usa el tiempo real

 

A pesar que la tecnología tiene la magia de poder comunicarnos con gente que vive lejos, en cualquier lugar y en cualquier momento, debemos recordar que lo más importante es conectarse con los que vivimos diariamente, directamente y sin interferencias. No permitas el uso de teléfonos y electrónicos a la hora de la comida o cuando paseas con la familia. Recuerda que una sonrisa, una mirada y un abraso son mil veces más efectivos que el texto más simpático y el comentario más chistoso en el teléfono o las redes sociales. La tecnología es una herramienta excelente pero nunca sustituye la presencia y el calor humano.

 

El tiempo vuela y las oportunidades se esfuman rápidamente. Si tu familia es lo más importante asegúrate de darle el lugar que se merece. El tiempo que no le dedicas, ¡tú eres la única que te lo pierdes!