Ideas para contribuir a la felicidad de nuestros hijos

Ideas para contribuir a la felicidad de nuestros hijos

Si nos preguntaran ¿qué es lo que nos hace felices? La respuesta seria: ver felices a nuestros nuchilovers. Y es que la felicidad es la esencia natural de un niño y lo vemos cada vez que una sonrisa se asoma a su cara, pero si contribuimos a la causa ¡mucho mejor! Es la forma más bonita de generar pensamientos sanos, ideas creativas y un gran impulso para imaginar y soñar.

La Real academia española define la felicidad como el “estado de gran satisfacción espiritual y física”, los momentos que se recuerdan con más satisfacción son los que llamamos “momentos felices”, por eso es tan importante marcar la infancia de nuestros peques con vivencias alegres, motivacionales y de muchas risas.

Y como queremos ayudarte en este propósito, en nuchi nuchi hemos reunido algunos tips que pueden ser muy útiles para llenar de felicidad el corazón de quienes nos alegran la vida, los niños:

Lo primero que debemos hacer es ser felices nosotros mismos. Nuestros hijos son el reflejo de los que somos, por eso es tan importante transmitir un buen ejemplo como padres. Podemos  empezar por liberarnos de autojuicios, quejas, estrés y comparaciones; esto sumaría un punto a la felicidad propia.

Ya lo hemos dicho en otra ocasión, pero por si queda alguna duda lo reafirmamos. Darle a los niños cierto grado de permisividad los hace independientes. Debemos dejarles resolver algunas situaciones por sí mismos, siempre bajo nuestra supervisión, de esta forma crearemos autoconfianza en ellos, lo cual los hará felices y alegres.

Es muy importante enseñarles a nuestros hijos a fluir, a estimular la creatividad y la imaginación a través de actividades que los comprometan a ejercitar el pensar y hacer, sin que resulte tedioso y aburrido. Te sugerimos escoger actividades como pintar, dibujar o leer cuyo fin es educativo y recreativo al mismo tiempo, esto le ayudará a estar consigo mismo y concentrarse. Así que cuando lo veas súper concentrado ¡no le interrumpas! Es un momento especial de creatividad, pero sobretodo de felicidad.

Finalmente, a modo de consejo especial,  debemos enseñarles el “valor de ganar las cosas por nuestros esfuerzos”. Nada es gratis ni debe serlo nunca, por eso es importante enseñarles a trazarse metas y logros que bajo un esfuerzo y trabajo, se pueden conseguir. Ten mucho cuidado con los elogios gratis, estos pueden ser perjudiciales para la felicidad de nuestros hijos.